Buscador

Contenido

Donamos material a los hospitales

Donamos material a los hospitales

Los hospitales se han convertido en la primera línea de la lucha contra el coronavirus. Sus necesidades son enormes y abarcan tanto los equipos de protección como el material y los equipos adecuados para tratar la enfermedad COVID-19.

  • Donación al Hospital General del Valle del Bravo:

    Hacemos llegar insumos de protección destinados al personal médico para que puedan trabajar durante 2 meses sin poner sus vidas en riesgo. Este proyecto se canaliza a través de la Fundación Dibujando un mañana, que se encarga de poner en contacto a aquellos que quieren ayudar con las instituciones que necesitan apoyo.

    Gracias a ellos hemos hecho llegar a este hospital 2,640 mascarillas N95 y 5,280 kits de protección personal, compuestos por bata, pantalón, gorro, cubrezapatos, cubrebocas tricapa plisados, termosellados.

    Este centro, ubicado en el Municipio de Valle de Bravo en el Estado de México, cuenta con 44 camas y un equipo de 55 médicos y 162 enfermeras. Aquí se atiende a más de 64 mil habitantes locales, a una importante cantidad de población flotante y es el hospital de referencia para 9 municipios conurbados.

  • Donación al Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, y el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER):

    Si hay en el Valle de México dos instituciones de salud de referencia son el Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, y el Instituto Nacional de Enfermedades Respiratorias (INER). Aquí se atiende a las personas que requieren hospitalización en esta zona, la de más alta concentración demográfica del país.

    Apoyamos a estos intitutos con equipos médicos necesarios para poder atender a los enfermos: 135 monitores con parámetros básicos, 3 centrales de monitoreo de pacientes, 2 equipos completos de video laringoscopio, 160 oxímetros de pulso y 6 electrocardiógrafos.

    En estos dos centros de alta especialización se ha centralizado la atención a los enfermos de COVID, sobre todo a los de terapia intensiva, ampliándose su capacidad en 150 camas para que pueden recibir atención todos aquellos pacientes que lo necesiten.