Buscador

Contenido

Ageingnomics: las oportunidades del envejecimiento

Ageingnomics

El envejecimiento de la población es una tendencia mundial: la OMS estima que en 2050 las personas con más de 60 años serán más de dos mil millones en el mundo. Y México no es una excepción. Según cifras del INEGI, el 9.1% de la población en México tenía 60 años o más en 2010. Una década después, el porcentaje ha subido al 12% y se prevé que en 2050 la cifra ronde el 25%.

Nuestra sociedad se encuentra ante el reto de comenzar a adaptarse a esta transformación y ello no pasa solo por fomentar la salud y las políticas de atención para las personas mayores, sino también por incorporarlos de manera activa en el desarrollo económico aprovechando las oportunidades que se abren ante las nuevas necesidades y los nuevos servicios que demanda esta franja de edad.

En Fundación MAPFRE creemos que la sociedad debe aprovechar las oportunidades en términos de ganancias de productividad, riqueza y empleo que la longevidad puede acarrear. Por eso, y con la voluntad de promover una mirada positiva sobre el envejecimiento y las oportunidades derivadas del impacto económico de los seniors, hemos puesto en marcha el Centro de Investigación Ageingnomics.

El término Ageingnomics es ya en si mismo una declaración de intenciones. Se trata de un neologismo acuñado entre MAPFRE y Deusto Business School que surge de la unión de las palabras en inglés, envejecimiento (ageing) y economía (economics). Bajo este termino se engloban una serie de acciones destinadas a liderar una estrategia mundial para convertir la longevidad en empleo y actividad económica en sectores como la salud y el turismo, las finanzas, el emprendimiento, el urbanismo, la educación y la vivienda.

En el acto de presentación del centro, celebrado el día 10 de diciembre, Antonio Huertas, presidente de Fundación MAPFRE afirmaba que es el momento de construir un nuevo modelo productivo que aproveche las oportunidades de vivir más años y el Centro de Investigación Ageingnomics Fundación MAPFRE nace precisamente para ayudar a gestionar esa riqueza, para impulsar los debates necesarios que permitan a nuestra sociedad adaptarse en positivo a la realidad que viene.